Provincia de Girona


Sant Vicenç de Saneja
(Guils de Cerdanya, Cerdanya)

42º 26,407'N ; 1º 54,123'E     




El lugar de Saneja aparece documentado por primera vez en un acta de donación del año 908, en que se le menciona como límite territorial. La parroquia no aparece citada en ningún documento hasta el acta de consagración de la Seu d'Urgell, de finales del siglo X.


El templo es de pequeñas dimensiones. Está formado por una única nave, rematada al este por un ábside semicircular. Parte del tambor absidal está oculto por la sacristía.


El ábside está decorado externamente con un friso de arcos ciegos, apoyados en pequeñas ménsulas triangulares, lisas a excepción de la central, que tiene una cara humana muy arcaica.


La nave está cubierta con una bóveda apuntada de perfil irregular. Esta se realizó a finales del siglo XIX, cuando se aumentó la altura de los muros laterales, se reformó la fachada oeste y se añadieron diversas dependencias. En la reforma del frontispicio se abrió un ojo de buey y se abrió la actual puerta de acceso.


La puerta original estaba situada en el muro sur, donde ahora hay una pequeña estancia que aloja la pila bautismal.


La nueva puerta, construida en 1879, reaprovechó parte de la forja original.


El campanario está adosado al muro norte. Tiene planta cuadrada y originariamente se accedía a él por una puerta situada en el muro norte de la nave. Posteriormente se construyó una capilla a su lado y se habilitó un nuevo acceso desde esta nueva cámara.


En el piso inferior se abren ventanas aspilleradas en cada uno de los muros. En segundo nivel había dos ventanas en cada muro, algunas de las cuales han sido reconstruidas y actualmente están cegadas. Bajo de las ventanas encontramos un panel dividido en tres espacios. El piso superior fue reconstruido en 1939, después de que una explosión durante la Guerra Civil lo destruyera.


También durante este enfrentamiento bélico desapareció una talla de la Virgen con el Niño en su regazo. Era de finales del siglo XII o principios del XIII.