Provincia de Girona


Sant Miquel Sesvinyes
(Serinyà, Pla de l'Estany)

42º 9,623'N ; 2º 43,971'E     




El pequeño templo rural de San Miguel Sesvinyes está documentado por primera vez en el 1282.


Tiene una sola nave, de pequeñas dimensiones y cubierta con una bóveda apuntada.


La nave, que se tuvo que reforzar con contrafuertes por el lado sur, está acabada en un ábside semicircular, que tiene una pequeña ventana abocinada en el centro. Parte del ábside está oculta por una construcción posterior, que actualmente se utiliza como almacén de maquinaria agrícola.


La puerta de acceso se encuentra en el muro oeste, que fue remodelado en el siglo XII. Está formada por un arco de medio punto hecho con grandes dovelas.


Se conserva aún el cerrojo románico en forma de dragón.