Provincia de Girona


Sant Martí de Vilallonga
(Vilallonga de Ter, Ripollès)

42º 19,887'N ; 2º 18,676'E     




La primera noticia de este templo la encontramos el 1183, cuando Arnau Descatllar cedió los derechos que tenía sobre el templo al obispo de Girona. Se cree que esta cesión se produjo después de remodelación de un templo anterior. Pero esta reconstrucción del templo no fue la última, pues en 1784 se reformó completamente el edificio.


El templo original se concibió con planta basilical y tres naves, rematadas al este por tres ábsides semicirculares. De estos se conservan el ábside principal y el del lado norte. El ábside sur fue derruido para construir la sacristía.


El ábside del lado norte ha quedado encerrado dentro de una capilla. No presenta ningún tipo de decoración, sólo una ventana abocinada en su parte central.


El ábside central está realizado con sillares bien tallados. Bajo la cornisa encontramos un friso de dientes de sierra, debajo del cual hay un friso de arcos ciegos, apoyados en ménsulas lisas.


También está decorado el ángulo interior del marco de la ventana del ábside. En este caso encontramos botones florales.


Las naves laterales se eliminaron y en su lugar se construyeron capillas laterales. Así pues, el templo barroco sólo tiene una sola nave.


Del templo románico también se conservan fragmentos de los muros norte y sur.

El ángulo suroeste, donde se abre una ventana abocinada, podría corresponderse con la base del antiguo campanario.