Provincia de Girona


Sant Marcel de Planès
(Planoles, Ripollès)

42º 19,150'N ; 2º 5,912'E     




El lugar de Planès y su iglesia aparecen documentados por primera vez en el año 919, en un escrito donde el rey Lotario donaba un alodio y la iglesia en el monasterio de Sant Joan de les Abadesses.


Esta filiación hizo que fuera el obispo Oliba quien consagrara el nuevo templo entre los años 1018 y 1046. El acta de consagración se encontró en un relicario que había en el altar, cuando éste se desmontó para trasladar el ara al Museo Nacional de Cataluña.


El templo tiene una sola nave rectangular, rematada al este por un ábside semicircular por el exterior, pero de planta de herradura por el interior. El aparato se hecho con sillares de pizarra de pequeñas dimensiones, pero colocados de forma ordenada. En el tambor absidal se abren dos pequeñas ventanas de doble derrame: una en la parte central y otra hacia el sur.


La puerta de acceso está situada en el muro sur. Está muy reformada, pero aún se puede ver un arco de medio punto, algo irregular.


Sobre el muro donde se abre el ábside se alza una espadaña de dos ojos.


En el Museo Nacional de Arte de Cataluña, además de la mesa de altar, también se conserva su frontal. En su parte central observamos la mandorla, con Jesús en majestad en su interior. Le acompañan el tetramorfos y figuras de obispos y abades, distribuidos en dos niveles. Está realizado con estuco policromado. La fineza de sus líneas apunta la llegada del gótico. Lamentablemente no forma parte de la exposición permanente del museo.