Provincia de Girona


Sant Hilari de Vidrà
(Vidrà, Osona)

42º 07,352'N ; 2º 18,563'E      




La iglesia de Sant Hilari fue consagrada el 19 de abril del año 960 por el obispo Ató, en presencia de la abadesa de Sant Joan de les Abadesses, Ranlo. Fue precisamente esta abadesa quien encargó la construcción de este templo. Ranlo se había casado con Sunifred, señor del castillo de Milany y por tanto del término de Vidrà. Fue a la muerte de éste que Ranlo entró en el monasterio de Sant Joan, del que llegó a ser abadesa. En su testamento dejó esta parroquia al cenobio.


El templo actual poco tiene que ver con el original prerrománico. De hecho, en el siglo XI se construyó un nuevo templo, que entre los siglos XVI y XVII sufrió algunas modificaciones, como la construcción de un nuevo baptisterio, de un esconjuradero y una escalera de caracol para subir al campanario. En el siglo XVIII se rehace completamente el templo en estilo neoclásico. De la época medieval sólo se aprovechó el muro de mediodía, que se reutilizó en la nueva construcción.

Así pues, el actual edificio está formado por una nave rectangular cubierta con bóveda de lunetos y con capillas laterales ubicadas entre los contrafuertes.


Como ya hemos comentado, del edificio románico sólo se conserva el muro sur, hecho con sillares poco trabajados y de tamaños irregulares, que trazan hileras muy bien dispuestas.


En él se puede ver el rastro de dos ventanas de medio punto cegadas.

antigua ventana     antigua ventana

En el Museo Episcopal de Vic se conserva un frontal de altar procedente de este templo, datado a principios del siglo XIII y de influencia bizantina.


Está dividido en cinco compartimentos. En el central vemos a la Virgen con el Niño en el regazo. Sostienen el respaldo del trono dos arcángeles: el de la derecha es San Rafael, según la inscripción que hay sobre ella. El otro es San Gabriel, aunque hemos perdido gran parte de la inscripción.


En el compartimiento superior izquierdo vemos a dos personajes sobre un fondo rojo. Uno de ellos es el titular del templo, san Hilario, vestido con la ropa de obispo celebrando misa. Le acompaña un diácono que sostiene el báculo y lo asiste en el lavatorio de las manos.


En los otros tres compartimentos vemos una pareja de apóstoles. Sólo podemos identificar a San Pedro, por que lleva las llaves del Cielo en la mano.