Provincia de Girona


Sant Esteve de Pardines
(Pardines, Ripollès)

42º 19,740'N ; 2º 12,823'E     




El lugar de Pardines aparece documentado por primera vez en el acta de consagración de la Seu d'Urgell, de finales del siglo X. El día 1 de Julio del año 988, el conde Borrell II y el obispo Sala de la Seu d'Urgell se intercambiaron algunas posesiones, entre las que se encontraba el templo de Sant Esteve de Pardines.


El templo original se modificó por primera vez me el siglo XIV, cuando se fortificó el ábside, construyendo una torre defensiva sobre ella. Esta torre formaba parte de la muralla que rodeaba el núcleo urbano.


De hecho el ábside es la única parte románica que se conserva, pues en el siglo XVIII se reformó completamente el templo. En esta reforma se cambió la orientación de la nave, que ahora es de norte a sur. El nuevo templo tiene una sola nave, con capillas laterales a ambos lados. En una de las capillas del lado este, se abre una puerta, que comunica con el ábside románico. Este tiene planta semicircular y es totalmente liso. Se puede diferenciar claramente la parte sobrealzada en el siglo XIV de la románica. Esta última está realizada con sillares regulares y bien pulidos. En la parte superior se conservan los canecillos donde se apoyaba el antiguo tejado.


En la parte central del tambor absidal se abre una ventana abocinada y que en la parte exterior está protegida por un arco de medio punto.