Provincia de Girona


Sant Bartomeu del Portell
(Crespià, Pla de l'Estany)

42º 11,168'N ; 2º 47,244'E    




Era el templo parroquial de este vecindario, ahora desaparecido. El sector más meridional del poblado era conocido como Castellar, ya ocupado en época romana (siglos II y I aC) si bien es muy probable que ya fuera habitado anteriormente. Estaba situado en el camino que iba hacia Besalú, siendo así un lugar estratégico. El término de Portello aparece documentado por primera vez en el año 978, mientras que la iglesia no se menciona en ningún documento anterior al 1514.


La iglesia se derrumbó parcialmente en el siglo XVI, aunque se desconoce el momento exacto. Entre 1557 y 1573 se restauró parcialmente, cerrando el templo a la altura del crucero. De esta manera quedó en pie un templo de reducidas dimensiones, en el que se abrió una nueva puerta en la fachada oeste.

Este pequeño edificio, que aún se conservaba en pie en el año 1776, ya consta como ruinas en documentos de 1828. Actualmente sólo se conservan parte de los muros de la cabecera y del crucero. Entre los años 1982 y 1983 se realizaron diversos campos de trabajo para desbrozar templo y su entorno, descubriendo el perímetro de la nave, que había quedado oculto.


El templo estaba formado originariamente por una sola nave, con un crucero que configuraba una planta de cruz latina. La nave estaba acabada en un ábside semicircular.


En el brazo norte del transepto aún se conserva el arranque de la bóveda de cañón con que estaba cubierto.


En el muro este aún se conserva una ventana de un solo derrame y en forma de aspillera por el exterior. Su arco está tallado en un único bloque de piedra.


El lado sur está mucho más deteriorado. En algún momento indeterminado se abrió una puerta en este sector, de la que todavía quedan algunos restos.


Durante las excavaciones se encontró, aunque incompleta, el ara de altar. Se conservan dos terceras partes de un bloque rectangular de piedra caliza.