Provincia de Girona


Sant Amanç
(Anglès, La Selva)

41º 55,915'N ; 2º 38,285'E    



La primera referencia escrita que encontramos de este templo datan del año 1019, aunque previamente, en el año 860, aparece citada una iglesia construida en la Vallis Anglensis, que podría hacer referencia a este mismo templo. Según la tradición, Carlomagno fue quien dio este nombre al valle, que significa Valle de los Ángeles, topónimo que ha acabado derivando en el actual Anglès.


La vecina iglesia de San Martín Sapresa fue sufragánea de Sant Amanç hasta el año 1362, en que se cambiaron las tornas, debido a la despoblación que iba produciéndose en el término parroquial y que con el paso de los siglos comportó el abandono del culto en la capilla. Es por este motivo que en nuestra visita del año 2009 presentaba un estado de ruina totalmente lamentable. Por suerte, un grupo de personas voluntarias invirtieron parte de su tiempo libre y de sus conocimientos a restaurar el templo. Debemos felicitarnos por que todavía exista gente dispuesta a conservar el patrimonio y la cultura del entorno donde vive. Desde aquí nuestro agradecimiento por su labor.


El templo, edificado a finales del siglo XII o principios del XIII, tiene una estructura muy compleja, que requiere un estudio cuidadoso del terreno para sacar el intríngulis. El ábside cuadrado estaba orientado hacia levante y cubierto con bóveda de cañón. En el muro sur se abre una ventana abocinada.


Adosada al norte del ábside se construyó posteriormente una pequeña sacristía, que alteró la estructura de este sector.


La nave, cubierta con una bóveda de cañón ligeramente apuntada, está orientada de norte a sur, perpendicular al ábside. Esta curiosa disposición hace que algunos autores planteen la posibilidad de que este tramo fuera en realidad el transepto, pero por algún motivo se tuvo que terminar la construcción del templo prematuramente.


En el muro sur se encuentra la puerta de acceso, el arco de la que ha desaparecido totalmente. Sobre la puerta se abría una ventana de medio punto y abocinada, también muy mutilada. Corona el muro una espadaña de dos ojos.


En el ángulo suroeste se conservan algunos restos de lo que fue el edificio de la rectoría.