Provincia de Girona


Puente Románico
(Sant Julià de Llor i Bonmatí, La Selva)

41º 58,167'N ; 2º 37,755'E    



Nos encontramos con uno de los mejores ejemplos del románico civil de la zona. Se trata de un puente edificado a finales del siglo XI o principios del XII, aprovechando los restos de uno anterior de época romana, tal como se puede ver en la base de uno de los pilares. Fue construido por iniciativa del monasterio de Amer y de los señores de Estela para permitir el paso del río Ter. Curiosamente en la actualidad no hay ningún río que pase por debajo de sus arcos, ya que en 1777 el curso del Ter fue desviado después de una riada.


El puente quedó sin uso, lo que le llevó a un estado lamentable, amenazando con derrumbarse. A pesar de existir un gran agujero en la arcada principal que amenazaba gravemente su estabilidad, la propietaria de los terrenos adyacentes se negaba a permitir que se hiciera la restauración, ya que alegaba que el puente estaba dentro de su propiedad. Por suerte los jueces dieron la razón al ayuntamiento y el puente se pudo restaurar.


Aún falta rehacer el sector más al sur, ya que actualmente no se puede cruzar el puente completamente, pero de momento se ha conseguido evitar que se derrumbara y que se perdiera este desconocido, pero al mismo tiempo interesante monumento.


Hace 82 metros de largo y 2 de ancho. Durante las obras de restauración se descubrió la existencia de una arcada, que había sido cegada. Así pues en total tiene cinco arcos.


El central hace 20 metros de luz y una altura de casi 9 metros, aunque originalmente era mucho más alto, ya que el nivel del suelo es mucho más alto actualmente que cuando discurrían las aguas del Ter por este lugar.