Provincia de Girona


Puente de Querós
(Sant Hilari Sacalm, La Selva)

41º 57,540'N ; 2º 28,024'E    



El pueblo de Querós fue abandonado a mediados del siglo XX para construir el pantano de Susqueda, inaugurado en 1968. Desde entonces los edificios del pueblo han ido derruyéndose. Destaca la iglesia de Sant Martí, que queda justo por encima del nivel de las aguas, las ruinas del molino y de otras casas y el puente, que cruzaba el río Ter.


El puente sólo es visible en épocas de sequía, cuando el nivel de las aguas baja mucho y entonces se alza imponente la silueta de este puente de cuatro ojos.


Sus orígenes son medievales, tal y como se observa en sus pilares, donde todavía se pueden ver los agujeros donde se sustentaban los andamios necesarios para su construcción.


Entre los años 1696 y 1700 se tuvo que rehacer parcialmente, tal como se puede observar en el arco más deteriorado actualmente.


Tiene estructura de espalda de mula, con dos ojos centrales más grandes que los dos laterales, que se adaptan al terreno.