Provincia de Lleida


Santa Margarida
(Navès, Solsonès)

41º 59,507'N ; 1º 38,099'E       




En el año 1100, Ermessèn hizo donación de un grupo de iglesias a Santa María de Solsona, entre las que se encontraba la iglesia de Santa Margarita de Navès, según consta en un cartulario conservado en el Archivo Diocesano de Solsona. Esta donación fue ratificada por los papas Eugenio III (1150), Alejandro III (1180) y Clemente (1188).


Como muchos otros templos de la zona, fue profundamente modificado entre los siglos XVII y XIX, debido al aumento demográfico que sufrió la zona. Del templo románico se conservan algunos fragmentos de muros, que se aprovecharon en la nueva construcción barroca.


El actual templo tiene orientación norte-sur y aprovechó parte de los muros de poniente y sur de la obra románica. Estos fueron integrados en el nuevo templo y en el edificio de la rectoría, adosado al oeste del templo. Desde el exterior, sólo es visible un fragmento del muro sur, convertido en la actual fachada. En él todavía se puede ver una ventana de medio punto y doble derrame. Una ventana de similares características ha quedado dentro de la rectoría, también en este muro sur.


El templo románico estaba formado por una sola nave, rematada al este por un ábside semicircular, que fue derribado para construir la torre de campanario actual. Se accedía a ella por una puerta de medio punto abierta en el muro oeste, que fue modificada para construir una nueva puerta que comunica el templo con la rectoría. Este muro se conserva casi completo, pero integrado totalmente en el muro divisorio entre la rectoría y la iglesia. En él se abría una ventana en la parte superior, de medio punto y abocinada, que fue cegada para abrir una puerta. En las últimas obras de restauración se volvió a recuperar esta ventana. También en estas obras se localizó una pila bautismal. Desafortunadamente, no pudimos acceder ni al interior del templo ni a la rectoría y por tanto no podemos ofrecer ninguna imagen de los restos del templo románico. Recomendamos la visita al blog de las 33 ermitas románicas de Navès, donde podrá ver imágenes de estos restos.

 



Junto a la actual puerta de acceso vemos un arcosolio de factura gótica y los restos del sepulcro que resguardaba.


Alrededor del templo encontramos dos picas de aceites, utilizadas como macetas.