Aragón - Provincia de Huesca


San Salvador de Yeste
(Las Peñas de Riglos, La Hoya de Huesca)

42º 23,150'N ; 0º 41,418'O     




El templo fue edificado en el siglo XII, con una sola nave rematada al este por un ábside semicircular.


La nave presenta una cubierta de madera a dos aguas, mientras que el ábside presenta una bóveda de cuarto de esfera, que arranca de una sencilla imposta. El presbiterio presenta bóveda de cañón, muy restaurada.


El ábside está decorado externamente con cinco arcos ciegos que descansaban en columnas adosadas, de la que sólo se conserva entera, aunque muy erosionada, la más meridional.


Por la parte interior del ábside aún conserva algunos fragmentos de pinturas barrocas del siglo XVIII donde se representaban los cuatro evangelistas.

En la parte central del ábside se abre una ventana de medio punto y abocinada, decorada con una arquivolta, que ha perdido las columnas y capiteles.


Tres ventanas más se abren en la parte alta del muro sur, destacando la más oriental, que alberga una apertura geminada.


La puerta principal se abre en el muro sur, "protegida" por un porche sin cubierta. Es de arco de medio punto con un guardapolvo.


Destaca el tímpano, decorado con figuras en bajorrelieve de una técnica muy simple y rodeado por una cuerda esculpida.


El maestro que la cortó consideró que simplificaría su comprensión si nos añadía la descripción de las figuras representadas en el dintel. Así pues podemos leer la inscripción "HONORE SCI Salvatori ET SANTA MARIA MATER DNI ET SCI PETRI APSL".


En la parte central vemos a un Agnus Dei dentro de un rombo y un crismón, símbolos ambos del Salvador.


A la derecha vemos la escena de la Anunciación con María en la parte central. Está flanqueada por San José, por el Espíritu Santo (paloma) y por el ángel. La Virgen está sobre una letra omega invertida, símbolo del mal, por tanto, María al recibir la noticia se sitúa por encima del mal.


A la izquierda del crismón vemos a un obispo con báculo (San Pedro) y bendiciendo con una mano muy desproporcionada. Le acompaña un diácono que sostiene un libro.


Las impostas de la puerta también presentan decoración. En la de la izquierda vemos cuatro rumiantes comiendo de unos arbustos que flanquean a una figura humana. En el lado derecho vemos una decoración a base de palmetas y una cruz.


El dintel está decorada por la parte inferior con motivos vegetales.


Por la parte interior también está decorado el tímpano, en este caso con una cruz y dos cabezas humanas.

El templo tiene otra puerta, abierta en el muro norte. Está formada por un sencillo arco de medio punto que se apoya en dos impostas decoradas con dos bolas.


También en el sector norte encontramos la torre campanario, de planta cuadrada y añadida posteriormente.


Ya en el interior del templo vemos el tenante de altar, formado por dos columnas con capiteles y bases tallados en la misma pieza de muy sencilla factura.

A los pies de la nave se conserva una sencilla pila bautismal, mientras que en el exterior cerca de la puerta, vemos lo que parece una antigua pila de aceites.