Aragón - Provincia de Huesca


San Salvador
(Agüero, La Hoya de Huesca)

42º 21,311 'N ; 0º 47,651'O      




El templo parroquial se construyó en el siglo XII con una sola nave, que ha sufrido numerosas alteraciones a lo largo de los siglos.


Inicialmente estaba formado por una sola nave, rematada al este por un ábside semicircular, del que aún se conserva una parte.


La nave aún conserva sus muros norte y sur, aunque se abrieron grandes arcos ojivales para comunicarla con las naves laterales añadidas posteriormente. Se conservaron las columnas y pilastras en que se apoyaban los arcos fajones que sostenían la bóveda románica, aunque ésta se sustituyó por una bóveda apuntada.


El arco triunfal es doble y se apoya en dos columnas por lado. Los dos arcos fajones se apoyan en pilastras. Los tres arcos tienen capiteles esculpidos, con motivos vegetales en el muro norte y con fieras en el muro sur.


Del interior destacaremos la clave de bóveda del presbiterio, donde se representó un crismón.

A los pies de la nave hay una pequeña puerta que conduce, mediante una escalera de caracol a la buhardilla construida sobre la nave norte. Desde allí podemos contemplar el antiguo muro románico, donde se conserva la cornisa y los canecillos esculpidos en que se apoyaba. En ellos encontramos figuras humanas, motivos vegetales y geométricos y algunas bestias y cuadrúpedos.


El elemento más destacado del templo es su portada, situada en el muro norte.


Está formada por cuatro arquivoltas, decoradas con palmetas, motones, espirales y pequeñas celdas.


La arquivolta más interna rodea un tímpano esculpido.


En la parte central vemos al Pantocrátor dentro de la mandorla mística. Con la mano derecha nos bendice, mientras que sostiene un libro con la izquierda. Destaca la finura de los pliegues de su manto.


Rodean a Cristo las figuras del Tetramorfos, donde cada imagen está acompañada de una leyenda donde se encuentra el nombre del Evangelista al que representa.


Completan la decoración escultórica de la portada los capiteles donde descansan las dos arquivoltas centrales y el tímpano. En el lado derecho podemos ver representados un personaje al que picotean dos aves, dos leones con la cabeza común y un obispo flanqueado por dos leones.


En el lado izquierdo tenemos representado un ave con garras y cabeza humana, dos águilas con peces en sus garras y un personaje desnudo y agachado que picotean dos aves.


Protegía esta portada un pórtico, que actualmente ha perdido la cubierta.


Junto a la puerta podemos encontrar varias sepulturas encontradas en los alrededores del templo.


Otro de los elementos que destaca de la iglesia es la gran torre campanario, construida entre los siglos XVI y XVII. Tiene planta cuadrada y cinco plantas de altura, separadas exteriormente por impostas.


Al dar la vuelta por el lado sur del templo nos sorprendió encontrar una puerta cegada con un dintel donde se esculpió una flor de seis pétalos circunscrita. Creemos que esta puerta aprovechó el dintel de una puerta anterior.