Aragón - Provincia de Zaragoza


San Adrián de Undués-Pintano
(Los Pintanos, Cinc Viles)

42º 32,250 'N ; 1º 02,638'O      




El edificio original románico, levantado a principios del siglo XII, quedó parcialmente oculto por los añadidos del siglo XVI. También se reformó totalmente el interior de la nave, adaptándolo a los gustos estéticos de la época.


Del templo románico se conservó la estructura, aunque modificada, de la nave con su cabecera. Esta está formada por un ábside semicircular.


El ábside se divide en tres espacios mediante dos contrafuertes a modo de lesenas, que no llegan hasta el tejado.


La parte baja de estos refuezos es más ancha. Por encima de una moldura que recorre todo el tambor absidal se produce una reducción de las dimensiones de los contrafuertes con unos sillares troncocónicos, que presentan decoración a base de bolas.


Decoran la parte alta del ábside unos canecillos esculpidos con bestias monstruosas y motivos vegetales. También está decorada la cornisa con motivos vegetales y cruces circunscritas.


En la parte central del ábside se abre una ventana de medio punto con arco monolítico decorado con dos hileras de pequeñas bolas.


En el tambor absidal podemos ver varios sillares con un arco de medio punto monolítico. Parece como si fueran aprovechados de unas ventanas anteriores, pero su disposición en el propio ábside, no acaba de cuadrar con esta hipótesis y todo indica que se colocaron aquí desde el principio.


Si damos la vuelta al edificio por el exterior, nos encontraremos un gran arco renacentista en el muro sur. Nos inclinamos a pensar que la puerta románica no fue eliminada durante las primeras reformas que sufrió el templo y este arco formaba parte de un atrio que la protegía y posteriormente se construyó la actual puerta del muro oeste.