Aragón - Provincia de Zaragoza


Castillo de Sora
(Castejón de Valdejasa, Cinco Villas)
 
42º 01,537 'N ; 1º 03,307'O      




Se cree que nos encontramos ante una fortaleza importante durante la época de dominación musulmana, pues desde su privilegiada posición tenía un control total sobre la parte baja de la actual comarca de las Cinco Villas y el valle del Ebro. También tenía el control sobre la vía romana, de la que todavía quedan restos a los pies del castillo, que unía Zaragoza con Pamplona, ​​pasando por el cercano pueblo de Los Bañales, actualmente un yacimiento arqueológico de primer orden. Su valor estratégico fue lo que provocó que fuera conquistada por tropas cristianas, se cree que en época de Sancho Ramírez, y posteriormente se convirtió en punta de lanza para la futura conquista de Zaragoza. La primera noticia histórica de este castillo que nos ha llegado data del 1200.


En el siglo XIV pasó a manos de la familia Luna. Aquí estuvo prisionera la abadesa de Trasobares, Violante de Luna, pues esta familia se opuso al nombramiento de Fernando de Trastámara como nuevo rey de la Corona de Aragón, al ser defensores del conde Jaume II de Urgel como sucesor de Martí I, el humano.


Desgraciadamente el castillo, que es propiedad privada, se encuentra en un estado lamentable. Los duques de Villahermosa, que son los propietarios, se desentienden totalmente de este edificio, a pesar de que desde diversas asociaciones e instituciones han intentado conseguir el permiso de los duques para poder realizar al menos tareas de consolidación. En la mayoría de ocasiones no hay respuesta ... Supongo que el gobierno de Aragón, tan preocupado recientemente para recuperar su patrimonio medieval (curiosamente sólo el que se encuentra en Cataluña) hará todas las gestiones pertinentes para declarar nula la venta de este conjunto a los duques de Villahermosa o expropiar directamente el edificio en nombre del interés local y poder así cuidar de este milenario edificio. Mucho me temo que esto sólo ocurriría si los duques fueran catalanes ...

Destaca la torre del homenaje: una torre cuadrada situada en uno de los extremos de la colina donde se asienta el castillo. Tiene dos plantas cubiertas con bóvedas apuntadas y una excavada en la propia roca. Esta fue reformada en época renacentista.


Del resto del recinto se conservan fragmentos de la muralla, en no muy buen estado de conservación.