Provincia de Girona


Castillo de Vilobí
(Vilobí d'Onyar, La Selva)

41º 53,344'N ; 2º 44,473'E    



El señor de Vilobí aparece documentado por primera vez en 1166. Esto nos hace pensar que existía un castillo por aquellas fechas. La primera noticia del castillo la encontramos en 1241, cuando Guerau V, vizconde de Cabrera, aceptó la permuta por el castillo de Mediona con Ramon Folc de Cardona. En 1343 Ramón de Malart compró su jurisdicción a la Corona, para posteriormente volver a venderlo en 1345 en este caso a la ciudad de Girona. Tampoco duró demasiados años en poder de la capital gerundense, pues en 1368 la compró Francisco de Santmartí. En 1374 fueron los hombres del pueblo los encargados de comprar el castillo para cederlo al rey. Seis años más tarde, en 1380 el infante Joan lo volvió a ceder a la familia de los Santmartí.


El castillo parece ser de tipo residencial y no de tipo defensivo, a juzgar por su emplazamiento en medio de una llanura. Tiene planta cuadrada con la base de los muros ataludada.


En los ángulos se alzaba una torre cuadrada, elementos muy modificados con el paso de los años. De hecho en el siglo XIX se aprovechó la torre más cercana a la iglesia parroquial para construir un campanario. Un siglo antes ya se había mutilado parte del castillo para ampliar el presbiterio del templo. En este caso se destruyó principalmente la capilla del castillo aparte de otras dependencias menores.


En el siglo XIX el castillo recupera la condición de residencia y los propietarios deciden añadir un nuevo cuerpo en el sector este, más propio de los cuentos de hadas y que no liga con el resto del edificio.