Provincia de Girona


Castillo de Torrent
(Torrent, Baix Empordà)

41º 57,119'N ; 3º 7,655'E    




Las primeras noticias escritas que tenemos del lugar de Torrent las encontramos en una bula del papa Benedicto VIII del año 1017, cuando confirmaba unas posesiones de Sant Esteve de Banyoles en este término.

En 1377 Beatriz de Xetmar vendió la jurisdicción de este castillo a Berenguer de Cruïlles por 45.000 sueldos. A partir de este momento, la fortificación estará en manos de este linaje. De hecho, en 1770, Felip de Cruïlles de Peratallada-Rajadell y de Peguera, varón de Cruïlles y señor de Torrent fue nombrado marqués del Castillo de Torrent por el rey Carlos III.

De la antigua fortificación quedan muy pocos vestigios. Lo más importante lo encontramos ante la plaza del pueblo donde se conserva un antiguo portal y un lienzo de muralla, aprovechado para una vivienda posterior.


El acceso al interior del recinto fortificado se hacía atravesando un arco de medio punto hecho con grandes dovelas y flanqueado por dos aspilleras.


Protegían el portal tres aspilleras situadas sobre él y un matracan, muy restaurado.


En otros puntos de la población se conservan pequeños fragmentos de muralla, reaprovechados en construcciones posteriores.