Província de Girona


Castillo de Torcafeló
(Maçanet de la Selva, La Selva)

 

41º 46,218'N ; 2º 43,274'E    




En la parte más alta de una pequeña cumbre, situado a poco más de un kilómetro de Maçanet en dirección suroeste, encontramos los restos de esta antigua fortaleza.


Aparece documentada por primera vez en 1106 en el documento en que Guillermo Ponç, del linaje de los Cabrera, juró fidelidad al conde Ramón Berenguer I por los castillos de Argimon, Blanes y Cabrera, quedando excluidos de este juramento los de Brunyola y Torcafeló.


El elemento mejor conservado del recinto fortificado es su capilla gótica, dedicada a Sant Jordi.


Su estructura, de planta rectangular y con unos muros que superan el metro de espesor, hace que tenga más la apariencia de torre, que de capilla.


Además se encuentra situada en el ángulo noreste, cerca de la puerta de acceso al recinto fortificado. Al lado de esta puerta, podemos ver una ventana en forma de aspillera.


Por este motivo se aumentó la altura de sus muros y se fortificó, como se puede ver en los muros del piso superior, llenos de aspilleras. La puerta de acceso a la capilla está protegida por un muro circular y un foso.


Adosada al lado sur había una torre circular, de la que sólo se conserva el perímetro de su base.


Cerca de la base de esta torre, también podemos ver el perímetro de algunas estancias del castillo, encontradas durante las últimas obras de restauración.


Del resto de la fortificación quedan en pie fragmentos de muralla, parcialmente reconstruida y de perfil ataludado.


El primer recinto fortificado estaba rodeado por un segundo, situado a dos metros y medio, creando un valle entre los dos anillos de murallas.