Provincia de Girona


Castillo de Malavella y capilla de Sant Maurici
(Caldes de Malavella, La Selva)

41º 48,995'N ; 2º 48,015'E    



El juramento de fidelidad del senescal Amat Eldric a la condesa Almodis en 1057 es el primer documento donde aparece citado el castillo de Malavella, que pertenecía a los vizcondes de Cabrera.


Del castillo no queda casi nada en pie, sólo algunos fragmentos de sus muros. De su interpretación se puede deducir que la planta era irregular.


También se conservan dos torres de planta cuadrada.


El sector tramontana del castillo encontramos las ruinas de la capilla, dedicada a San Mauricio.


Tenía una única nave, de planta rectangular y acabada al este con un ábside semicircular, del que sólo se ha conservado una parte.


La puerta de acceso se encontraba en el muro oeste, y de ella sólo queda en pie su base.


En este lugar hoy en día se alza una nueva iglesia, dedicada también a San Mauricio y a la que acceden los fieles para hacer una romería a finales de septiembre.