Provincia de Barcelona


Santa Cecília de Voltregà
(Santa Cecília de Voltregà, Osona)

41º 59,572'N ; 2º 13,347'E      




Este templo estaba situado dentro del término del castillo de Voltregà, que está documentado por primera vez en el año 902. La iglesia de Santa Cecilia aparece en un documento del año 997. Sus funciones parroquiales están datadas desde principios del siglo XI.


El hecho de no estar ubicada en un lugar con un topónimo determinado hizo que apareciera citada con diferentes nombres a lo largo de los siglos. Así pues, en el 1092 aparece como Santa Cecilia de Moixons y en 1144 como Santa Cecilia de Galligants.

En el siglo XI se construye un nuevo templo, que fue reformado profundamente en los siglos XVII y XVIII.


El templo está formado por una sola nave, cubierta con una bóveda de cañón, que está reforzada por dos arcos fajones y está rematada al este por un ábside semicircular, que está precedido de un amplio presbiterio. El ábside está oculto desde el exterior debido a la construcción de la rectoría. Desde el interior de este edificio podemos ver el friso de arcos ciegos con que está decorado y también las lesenas. En la parte central del tambor absidal se abría una ventana de medio punto y abocinada, ahora cegada.

Originariamente se cree que el templo tenía una triple cabecera, con dos ábsides laterales abiertos en los muros norte y sur del tramo de nave más cercano al presbiterio, como sucede en Sant Pere de Ponts o Santa María de Cervelló . En estos muros aún se puede ver el trazado de los arcos de medio punto que permitían el acceso a estos ábsides, que se eliminaron cuando se construyeron las capillas laterales.

En este tramo de la nave encontramos una cúpula sobre trompas, que exteriormente se manifiesta como un pequeño cimborio de planta cuadrada, muy alterado.

El templo se sobrealzó y amplió con capillas laterales y una torre campanario. Esto provocó que parte de la decoración que tenía el templo haya quedado oculta por estas nuevas construcciones.


Sólo resta visible un fragmento de decoración lombarda a base de arcos ciegos y de un friso de dientes de sierra, que se conserva en el último tramo del muro sur.