Provincia de Barcelona


Sant Miquel de Castelldral
(Navàs, Bages)

41º 53,947'N ; 1º 46,810'E      




A los pies de la colina donde estaba el castillo de Castelldral, cuyo término está documentado desde el año 941, encontramos la iglesia parroquial de Sant Miquel de Castelldral. Tendremos que esperar hasta el siglo XIV para encontrar citada la iglesia en una visita pastoral del obispo de Urgell.

En el siglo XVII se reformó completamente el templo, conservándose sólo una parte del antiguo edificio románico del siglo XI.



La parte mejor conservada es el antiguo muro de mediodía, integrado en la nueva construcción. También se conserva una ventana de medio punto y doble derrame.


El muro está decorado con arcos ciegos y lesenas de estilo lombardo.


El templo románico tenía planta basilical con tres naves muy estrechas, siendo más alta la central como podemos comprobar en la fachada oeste, donde todavía se puede ver la fábrica del antiguo templo románico.


El templo estaba rematado al este con tres ábsides dedicados a San Miguel, a la Virgen y a San Juan. Durante la reforma del siglo XVII se suprime la separación de las naves y las bóvedas de cañón de cada una de ellas, pasando a tener una única nave cubierta con bóvedas estrelladas de inspiración gótica, hechas con ladrillos y enyesadas. A ambos lados de la nave se construyeron tres capillas laterales. En esta reforma también se suprimieron los ábsides románicos y se construyó uno de grandes dimensiones y de planta rectangular. Ya en el siglo XVIII se construye la actual torre campanario.


La caída del revoque de la fachada ha dejado al descubierto los rastros de un antiguo ojo de buey, que iluminaba la nave norte.