Provincia de Barcelona


Sant Mateu de Bages
(Sant Mateu de Bages, Bages)

41º 47,732'N ; 1º 44,086'E      




La iglesia está documentada por primera vez en el siglo XI, aunque conserva indicios de que ya existía antes de esa fecha.


Del antiguo templo románico no queda casi nada. Si que se conserva el campanario prerrománico, edificado en el siglo X y de especial importancia, pues es uno de los tres que quedan en Cataluña de este estilo.


Recientemente se ha restaurado, devolviéndole la apariencia que se cree que tenía originalmente. Se trata de una torre cuadrada de casi 15 metros de altura y dividida en tres pisos por encima de un alto zócalo.


En el primer piso se abre una ventana de herradura, en el muro de mediodía. Esto significa que el templo original, al menos era más alto que este primer piso, pues estaba adosado al norte de la torre. El arco está hecho con pequeñas dovelas.


El segundo piso estaba cegado hasta la última restauración, cuando se han vuelto a abrir las cuatro ventanas geminadas que se cree que tenía. Sus arcos son de herradura y descansaban en una columna.


Los capiteles actuales son una reproducción de los que se conservan en el Museo Comarcal de Manresa. Están decorados con motivos vegetales y son del tipo corintio califal.

El último piso presenta una ventana de herradura en cada uno de sus muros, similar a la del primer piso.


Alrededor de la iglesia se encontraron algunas tumbas antropomorfas excavadas en la roca. También podemos ver dos tumbas visigóticas, procedentes de un yacimiento localizado en el puerto del Cargol.