Provincia de Barcelona


Sant Esteve de Vinyoles d'Orís
(Les Masies de Voltregà, Osona)

42º 02,529'N ; 2º 13,828'E      




Iglesia edificada entre los siglos X y XI en el antiguo término del castillo de Orís, en el lugar de Vinyoles. Este castillo aparece ya documentado en el año 914, pero el lugar de Vinyoles no aparece hasta el año 941, en un documento de compra-venta de una viña situada en este lugar, realizado entre Guarí y su esposa Caneiga y el levita Guadamir, hijo de Sal·la, fundador de Sant Benet de Bages .

La iglesia de Sant  Esteve la encontramos documentada por primera vez en el año 957 en otro documento de compra-venta, en este caso entre Ferruç y su mujer Doda a Unifred, otro de los hijos de Sal·la. Desde el año 1060 se tiene constancia de que realizaba las funciones de parroquia, condición que perdió nueve siglos después en favor de un nuevo templo.

El año 1106 se reformó el templo y en consecuencia se volvió a consagrar y además del altar principal dedicado a San Esteban, tenía dos más dedicados a Santa María y Santiago.


En el siglo XVII se construyeron dos capillas laterales a cada lado del templo y un campanario sobre el muro de poniente, que también fue modificado con la apertura de un ojo de buey y una nueva puerta. A finales del siglo XIX se construyó una nueva capilla para alojar el Santísimo en forma de rotonda. Esta fue derribada durante unas obras de restauración realizadas en 1976. También fue eliminado el campanario barroco.

La iglesia románica del siglo XII estaba formada por una sola nave, rematada al este por un transepto, que no destaca en planta pero si en altura, en el que se abre un gran ábside semicircular. Este ábside está decorado con arcos ciegos y lesenas siguiendo la tipología lombarda.


Algunos estudiosos afirman que probablemente el templo tendría una cabecera triple, como sucede en Sant Pere de Ponts o Santa María de Cervelló, pero al construir las capillas laterales en el siglo XVII se eliminaron los ábsides laterales. Esta teoría está fundamentada en las tres advocaciones que se conocen en esta época y en la presencia del transepto.

Este transepto está cubierto con una bóveda de cañón de medio punto y transversal a la nave. En su base hay cuatro trompas, por lo tanto es muy probable que la idea inicial no fuera construir una bóveda si no una cúpula y un cimborio. Por algún motivo que desconocemos se abandonó el proyecto inicial, así como la construcción de los ábsides laterales, pues durante la restauración del templo no se encontró ninguna evidencia de su existencia.

La nave está cubierta con una bóveda apuntada y reforzada por dos arcos fajones, probablemente construida durante la reforma del siglo XII.

La puerta de entrada, como ya hemos comentado, se encuentra en el muro oeste y está formada por un doble arco de medio punto en gradación. El interior está decorado con pequeñas bolas. Encima suyo hay un gran óculo barroco.


Completan la iluminación del templo tres ventanas de medio punto y abocinadas, abiertas en el muro sur, en el lado de mediodía del transepto y en la parte central del tambor absidal y un pequeño ojo de buey que se abre en el muro de cierre de la nave por el este, por encima del ábside.