Provincia de Girona


Sant Miquel de la Miana
(Sant Ferriol, Garrotxa)

 

42º 10,815'N ; 2º 37,889'E      





No se tienen muchas noticias del pasado medieval de este templo. La más antigua data del 1279, cuando aparece citada en una relación de templos de la diócesis de Girona. En 1392, el rey Juan I vendió la jurisdicción de la parroquia de Miana a Hugo de Santa Pau.


La iglesia estaba formada inicialmente por una sola nave, rematada al este por un ábside semicircular.


En la parte central se abre una ventana de medio punto y de doble derrame. Este es el elemento más interesante de todo el templo.


La parte exterior está decorada, simulando columnas, capiteles y una arquivolta, tallados directamente en los sillares del muro. La columna derecha tiene esculpido un motivo de soga, mientras que la del lado izquierdo tiene un motivo de espiga. Este motivo se repite en la arquivolta i en la base vemos palmetas.


Los capiteles son muy esquemáticos. En el lado izquierdo vemos un capitel de tipo vegetal, sobre el que hay una flor circunscrita de seis pétalos. El del lado derecho es el más interesante. Tiene esculpida una cara humana, muy arcaica, sobre la que hay una cruz circunscrita.


La puerta de acceso se sitúa en el muro oeste, siguiendo el modelo de las portadas Garrotxa y ampurdanesas. Esta no era la puerta original, que se encontraba en el muro sur. Está formada por tres arcos de medio punto en gradación, que rodean un tímpano y dintel lisos.


Esta puerta se protegió por un porche en época moderna, momento en que se cegó parcialmente la ventana que había en el muro oeste y se abrió un ojo de buey sobre él. Este porche se derrumbó y recientemente ha sido reconstruido.


La torre campanario, situada en el ángulo nordeste, es de factura posterior y ha sufrido numerosas modificaciones a lo largo de los siglos.


También se añadió posteriormente la capilla que hay adosada en el muro sur, acabada en un ábside semicircular.


A pocos metros del templo, encontramos los restos del antiguo castillo de Miana .